Cómo plantar guisantes en el huerto casero de forma fácil y efectiva

Para los amantes del huerto casero, plantar guisantes es una opción ideal, ya que es una hortaliza anual que no requiere mucha experiencia previa en el mundo de la jardinería. Existen distintas variedades de guisantes y se pueden plantar tanto en el otoño como en la primavera, según la especie que elijamos. Es importante preparar el sustrato adecuado con humus de lombriz o compost, y prestar atención a los cuidados necesarios como la asociación de plantas, el riego y el control de plagas y enfermedades comunes. Además, el cultivo de guisantes es beneficioso para la salud y el suelo, ya que fijan el nitrógeno atmosférico. Si quieres saber más sobre cómo plantar guisantes, te invitamos a leer los siguientes apartados del artículo donde se detallan paso a paso las claves para tener una cosecha exitosa.

Cómo plantar guisantes en el huerto casero

Preparación del sustrato

Antes de plantar guisantes, es importante preparar el sustrato adecuado, añadiendo humus de lombriz o compost al suelo. El sustrato debe ser suelto y bien drenado para evitar el exceso de humedad, ya que los guisantes no toleran los suelos encharcados.

Variedades de guisantes

Existen distintas variedades de guisantes con características diferentes. Es importante conocer los requisitos específicos de cada variedad para elegir la adecuada para nuestro huerto. Algunas de las variedades de guisantes más comunes son los guisantes de enrame, los guisantes bajos y los guisantes mangetout.

Siembra de guisantes

Los guisantes se pueden sembrar en otoño o primavera, dependiendo de la variedad. Es importante seguir las instrucciones de cada variedad y sembrarlas en el momento adecuado. La siembra se hace en surcos separados a una distancia adecuada. El sustrato debe estar húmedo previamente a la siembra.

Cuidados de los guisantes

Una vez sembrados los guisantes, es importante regar las plantas en profundidad y mantener el suelo húmedo, pero sin excesos. Los guisantes necesitan una cantidad de agua constante pero no soportan un exceso. También es importante asociarlos con otras plantas que crecen bien juntas, pero no asociarlos con puerros ni cebollas para evitar que compartan enfermedades o plagas.

Fijación de nitrógeno atmosférico

Los guisantes son capaces de fijar el nitrógeno atmosférico en el suelo, lo que los convierte en una planta beneficioso para el suelo. Por esto, es recomendable dejar los restos de la cosecha en el suelo, no sólo ayudará al saneamiento del suelo sino que además evitará la aparición de malas hierbas.

Cultivo de guisantes en diferentes épocas del año

Siembra de guisantes en invierno

La siembra de guisantes en invierno se puede realizar en climas cálidos o templados donde no se produzcan heladas y la temperatura permita que la planta germine correctamente. Se recomienda sembrar en un lugar con buena iluminación y protegido del viento.

Para sembrar guisantes en invierno es importante plantar en macetas, contenedores o semilleros. Utiliza un sustrato bueno y esponjoso. El riego es clave para que germinen las semillas de manera adecuada. Asegúrate de mantener el sustrato húmedo pero sin encharcamientos.

Cuidados específicos durante los inviernos fríos y las heladas

Si la temperatura desciende por debajo de los 0 ºC, es importante que protejas las macetas o semilleros del frío o la escarcha. Se recomienda trasladar los recipientes a lugares resguardados donde la temperatura no baje de esta cifra.

Siembra de guisantes en otoño

La siembra de guisantes en otoño se realiza en un periodo que comprende de septiembre a noviembre, dependiendo de la región. El otoño es una época favorable para sembrar esta planta gracias a que se encuentra en el momento adecuado del ciclo vegetativo.

También te puede interesar: Abono Casero para plantas

Para sembrar guisantes en otoño es importante utilizar semillas de calidad y preparar el suelo con anticipación. Además, es recomendable añadir compost y humus de lombriz para enriquecerlo. Asegúrate de sembrar en un lugar que tenga una buena exposición solar y esté protegido del viento.

Cuidados específicos durante el otoño

En otoño, las condiciones climáticas pueden variar significativamente, por lo que es importante estar atentos a las lluvias y el riego. Se recomienda regar las plantas con moderación para evitar el anegamiento del suelo. Es importante también proteger las plantas de las plagas y enfermedades comunes del otoño.

Siembra de guisantes en verano

La siembra de guisantes en verano no es la época más adecuada para el cultivo de guisantes ya que las altas temperaturas pueden afectar el crecimiento de las plantas e incluso provocar su marchitamiento.

Si deseas sembrar guisantes en verano, es importante elegir variedades que se adapten a estas condiciones, como por ejemplo los guisantes de piel arrugada. También es importante elegir un lugar con sombra para evitar la exposición directa al sol.

Cuidados específicos durante el verano

En verano, es importante vigilar el riego ya que el suelo tiende a secarse más rápido debido a las altas temperaturas. Se recomienda regar en el momento del día en el que el sol no esté en su máxima intensidad o utilizar un sistema de riego por goteo para mantener el suelo húmedo durante todo el día.

Consejos para el cultivo de guisantes en macetas y huertos urbanos

Ventajas e inconvenientes de cultivar guisantes en macetas

El cultivo de guisantes en macetas y huertos urbanos ofrece muchas ventajas, especialmente para aquellos que no disponen de grandes espacios o están limitados por el suelo y las condiciones meteorológicas. Algunas de las ventajas de cultivar guisantes en macetas son:

  • Permite el control total del sustrato, asegurando que esté libre de malas hierbas y de tierra contaminada.
  • Facilita el traslado de los guisantes a un lugar con la mejor exposición solar en función de las condiciones en cada momento.
  • Ahorro en espacio, y mejor organización en la distribución de las distintas plantas.

A pesar de las ventajas, también hay inconvenientes al cultivar guisantes en macetas, entre los que se encuentran:

  • Menor capacidad de crecer y desarrollarse que en el suelo, limitando la cantidad de guisantes que se pueden plantar en cada maceta.
  • Mayor necesidad de atención y cuidados, con mayor riesgo de sequedad en el sustrato debido al menor volumen de tierra que contiene la maceta.
  • Mayor necesidad de fertilización y riego, ya que la maceta no aporta nutrientes al igual que el suelo en el caso de su cultivo en una parcela.

Cómo preparar la maceta para el cultivo de guisantes

La elección de la maceta es fundamental para un correcto cultivo de guisantes. Se recomienda usar macetas con una capacidad mínima de 10 litros por planta para que el guisante tenga suficiente espacio y crezca de forma saludable. Antes de plantar los guisantes, es importante preparar el sustrato adecuado. El sustrato debe contener una mezcla equilibrada de nutrientes, con menor cantidad de arena y mayor cantidad de materia orgánica. Para preparar el sustrato se pueden mezclar diferentes tipos de tierra como tierra de huerto, turba, perlita y fibra de coco.

Cuidados específicos en el cultivo de guisantes en macetas

Los guisantes plantados en macetas necesitan cuidados especiales para que crezcan de forma saludable. Es importante regarlos con frecuencia, cuidando de no mojar las hojas, para mantener la humedad del sustrato constante. También es importante colocar la maceta en un lugar donde reciba luz solar directa durante varias horas al día; si no es posible, se pueden utilizar luces artificiales de bajo consumo para complementar la luz del sol. La fertilización es una necesidad constante en el cultivo de guisantes en macetas. Se recomienda utilizar fertilizantes de liberación lenta para evitar la sobrealimentación y quemaduras en las raíces. Por último, es importante estar atentos a las plagas y enfermedades comunes que pueden afectar a los guisantes, como pulgones, orugas y hongos, y actuar de forma rápida y efectiva para evitar su propagación.

Picture of Como plantar fácil: Luis

Como plantar fácil: Luis

Soy Luis, el capitán de esta nave verde en el vasto océano digital. Con más de una década jugando con la tierra y las plantas, estoy aquí para compartir contigo secretos de jardinería que harán que tu pulgar se vuelva más verde que nunca.

Desde que era un renacuajo, he estado obsesionado con las maravillas verdes que la naturaleza tiene para ofrecer. Mi experiencia en jardinería respalda mi misión: convertir tu jardín en un paraíso botánico sostenible.

Página del Autor

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CÓMO PLANTAR FÁCIL

Artículos relacionados